Sindicatos judiciales de Madrid se quejan de la discriminación que sufren funcionarios para el reparto de plazas de aparcamiento