Los juzgados no pueden despachar ejecuciones hipotecarias basándose en un fallo superior