Los juzgados de Palma estrenan salas amigables para menores con el fin de evitar la doble victimización