Los CDR atacan de nuevo los juzgados catalanes con excrementos