Los asuntos pendientes en los juzgados y tribunales gallegos aumentaron un 21,3% al cierre de 2018