Los asuntos ingresados en los juzgados y tribunales españoles se incrementaron un 2 por ciento en 2018