El incendio de los Juzgados de Ibiza obliga a paralizar y trasladar parte de su actividad