El coste por funcionamiento anormal de la Administración de Justicia supera los 15 millones de euros en 4 años