El concurso de acreedores de la empresa paraliza las obras del Palacio de Justicia de Segovia