Catalá se compromete con los sindicatos de Justicia a mantener los actuales centros de destino